Skip to main content

INTRODUCCIÓN

guia de criterios Senderos Azules

El programa Senderos Azules es una iniciativa promovida y desarrollada por la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (ADEAC). El objetivo del programa es premiar, a través del galardón Sendero Azul, la recuperación y puesta en valor de senderos e itinerarios de todo el territorio nacional, transformados en valiosos recursos para la interpretación ambiental y el disfrute de la naturaleza. Los Senderos Azules son lugares ideales para la sensibilización ambiental, entendida esta como una herramienta que contribuye al cambio social. 

Los Senderos Azules de ADEAC permiten, por tanto, poner en valor al mismo tiempo la conservación de entornos ya humanizados y la interpretación del patrimonio natural y cultural, usando para ello los Senderos Azules como recursos para la conservación y la educación ambiental a través de la realización de actividades recreativas, deportivas, turísticas y de esparcimiento.

Senderos Azules supone, además, una gran oportunidad para la puesta en marcha y desarrollo de políticas y planes de conservación de ámbito nacional e internacional, como el Decenio de las Naciones Unidas sobre la Restauración de los Ecosistemas 2021-2030 o el Plan Estratégico Gaia 20:30 de la Fundación para la Educación Ambiental (FEE) de la que ADEAC forma parte.

Los Senderos Azules pueden ser considerados como Infraestructura Verde, entendida como una red de espacios verdes interconectados que conservan unos valores y unas funciones naturales a la vez que provee de beneficios a las poblaciones humanas. (Benedict y MacMahon, 2006).

La infraestructura verde implica detectar relaciones para analizar el territorio desde una visión integradora y holística, y en consecuencia, proponer acciones que generen múltiples beneficios ambientales, sociales y de óptima inversión pública.

La adopción de esta óptica responde a la necesidad de revertir la desconexión entre los ambientes naturales y las diferentes infraestructuras que, hasta finales del siglo pasado, imperaron en los modelos de desarrollo económico e industrial, trayendo como consecuencia la fragmentación del paisaje y daños sobre el ecosistema. 

En esta dirección, el programa Senderos Azules pretende ayudar en las estrategias medioambientales de esta década, introduciendo medidas que apoyen el progresivo cumplimiento del marco legal relativo a protección de  hábitats (Directiva 92/43/CEE del Consejo, de 21 de mayo de 1992, relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres y su trasposición en España en la Ley de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad 42/2007).

Desde Senderos Azules se promueve una actividad turística sostenible y compatible con la preservación de los valores naturales del entorno y de sus servicios ecosistémicos a través de la información y el fomento de actividades educativas y de ocio, convirtiéndo así a los Senderos Azules en ejes que contribuyen al desarrollo socioeconómico sostenible de los entornos rurales y naturales.

 La presente guía define una serie de criterios categorizados por bloques temáticos que serán la base para galardonar un Sendero Azul. El conjunto de criterios está diseñado para garantizar la preservación y mejora de las condiciones ambientales de los senderos, así como realizar una correcta gestión de aspectos relacionados con la seguridad o la puesta en valor de los recursos patrimoniales de los senderos. 

La voluntad del programa es conformar una amplia red de Senderos Azules que integren valores patrimoniales e interpretativos y que refuercen la cooperación entre municipios y territorios, compartiendo para ello las buenas prácticas relativas a la gestión y cooperando en la generación de recursos que ayuden a monitorizar y mejorar la calidad y seguridad de los senderos, a la vez que se conciencia a sus visitantes.

Los criterios que conforman la Guía de Senderos Azules se revisan periódicamente y pueden ser agrupados en cuatro grandes bloques temáticos: 

1. Sendas y trazados. Características de los Senderos Azules. 

2. Información, señalética e infraestructuras. 

3. Conservación y gestión del patrimonio natural y cultural. 

4. Uso público y disfrute.

El cumplimiento de estos criterios, sumado a la firma de un compromiso con ADEAC como desarrolladora del programa Senderos Azules, posibilitará la participación en el programa del ente promotor del Sendero Azul (Ayuntamientos, Mancomunidades, Diputaciones, CC.AA, Autoridades Portuarias, etc) que, como responsable del mismo se compromete con la firma de dicho documento a:

  1. Realizar las labores de mantenimiento y conservación del sendero. 
  2. Promocionar y dar a conocer el programa Senderos Azules. 
  3. Realizar al menos una actividad de educación ambiental en el Sendero Azul
  4. Fomentar la actividad saludable y sostenible en los Senderos Azules. 

En resumen, el Programa Senderos Azules pretende vertebrar espacios en ámbitos naturales y ponerlos a disposición de un uso humano que priorice conservación, educación , salud y desarrollo sostenible.

Tags:

Comments