Sendero San Nicolás (ADRA-ALMERÍA)

La Reserva Natural de la Albufera de Adra (Almería) es un lugar con extraordinarios valores naturales. Constituye también un espacio para la ciencia y para la educación que sobrevive, con un adecuado estado de salud, incrustado en un mar de invernaderos.

La Albufera está incluida en la lista RAMSAR, que incluye los 2.000 humedales más importantes del mundo. Está catalogada como Zona de Especial Protección para las Aves y Lugar de Importancia Comunitaria dentro de la Red Natura 2000, que integra a los habitat de mayor valor ecológico a escala continental. 

Este sorprendente humedal se compone de dos lagunas separadas del mar Mediterráneo por una estrecha franja litoral empotrada en un entorno desértico, dominado por el mar de plástico que durante los últimos cincuenta años ha transformado el paisaje del poniente almeriense.

La Reserva Natural está integrada por las albuferas Honda y Nueva, y se localiza en el delta del Río Adra. Tiene una extensión de 131 hectáreas, y es un importante punto de paso para multitud de aves acuáticas migratorias.

Sus aguas, moderadamente salobres, albergan una de las mayores zonas de invernada y cría de la Malvasía cabeciblanca (Oxyura leucocephala) en Europa, además de otras aves acuáticas nidificantes como el Avetorillo (Ixobrychus minutus), la Focha (Fulica atra) o el Porrón moñudo (Aythya fuligula). La Albufera de Adra ofrece también una variada riqueza de anfibios y peces, entre ellos el Fartet (Aphanius iberus), una pez en peligro de extinción exclusivo de la Península Ibérica.

Este humedal es un lugar privilegiado para numerosas especies de aves procedentes del norte de Europa, que buscan refugio y alimento durante el invierno en zonas más cálidas, y para otras muchas procedentes de las lejanas regiones esteparias y desérticas de Asia y de África que aprovechan durante la primavera los cañaverales para nidificar y reproducirse.

Con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica

 

fb.png