Sendero Costa da Morte (Camariñas)

Es Sendero Azul de Camariñas recorre espacios de gran riqueza  medioambiental, paisajística y ornitológica que están incluidos en la Red Natura 2000 Costa da Morte. Fue inicialmente acondicionada y señalizada por el Ministerio de Medio Ambiente, quien también realizó los paneles informativos sobre playas, formaciones geomorfológicas y otros elementos de interés que aún conserva esta ruta.
 
Es un recorrido de dificultad media, puesto que sólo presenta dos ascensos leves: el primero hasta Monte Blanco (200 m.)  y el segundo hasta el Cabo y Faro Vilán en el desvío señalizado de 500 m.

Este espacio natural es de especial interés por su avifauna, en particular pos sus poblaciones de aves marinas, que se concentran para nidificar principalmente en los islotes de Cabo Vilán. En el islote Vilán de Fora es el lugar preferido para anidar de varias especies en peligro de extinción: la gaviota tridáctila (Rissa tridactyla), gaviota patiamarilla (Larus cachinnans), cuervo marino cristado (Phalacrocorax aristotelis), asi como las últimas colonias de crías españolas de arao común (Utria Algae). Además en su entorno nidifica el paíño europeo (Hydrobates pelagicus)
 

Esta zona es un área de tránsito regular y estacionmaieno de cientos de miles de ejemplares de otras especies de aves marinas migratorias invernantes (pardelas, alcatraces, cormoranes, araos, gaviotas, charranes,…)

La vegetación alcanza tan alto grado de desarrollo, variedad y estado de conservación que sitúa a este LIC entre los espacios naturales más sobresalientes del noroeste peninsular.

Domina fundamentalmente la vegetación de acantilados y llanuras costeras como la hierba de enamorar (Armeria pubigera sup. Pubigera), endémica y el perejil marino (Crithmum maritimum). Sobre ellos los matorrales de brezo y tojos, de bajo porte y aspecto almohadillado, constituye la comunidad características del espacio natural.
La vegetación propia de playas y dunas también posee numerosos enclaves, como los Arenales de la Pedrosa, Reira y Trece, con un grado de desarrollo y naturalidad que le otorgan un gran valor al espacio. Destaca la presencia de la Caramiña (Corema álbum) en la playa de Trece al lado de Monte Branco, donde se localiza su principal reducto en el territorio gallego. Estos ambientes albergan un gran número de especies endémicas y poco comunes, como la Iberis procumbens subsp, procumbens, Otanthus maritimus, Silene scabriflora subspgallaecica, linaria aguillonensis y la amenazada Omphaloides litoralis subsp. Gallaecica, endémica en la provincia de A Coruña. La zona desde el cementerio de los ingleses hasta la duna de Monte Blanco fue objeto de catalogación en 1994, detectándose especies de gran interés  como a Arabis hirsuta y la Centaurea corcubionensis

Con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica

fb.png