9. Playa de Lagos

En la cara sur de Udra, Eolo y Poseidón modelaron las rocas con las más imaginativas formas para dar refugio a una diversa fauna litoral y marina. Se trata de formaciones pétreas y penedos graníticos en los que no es tan raro observar formas erosivas como pilas y cabezas que los convierten en sugerentes esculturas naturales. Desde el mirador situado sobre la magnífica playa de Lagos, contemplar la puesta de sol y la fuerza del mar batiendo contra las piedras se convierte en un espectáculo único. La playa de Lagos, galardonada con Bandera Azul, recibe el nombre de los distintos lagos que se forman durante la bajamar.

Con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica

fb.png