8. Cala Estancia

Cala Estancia está situado entre el Caló de Son Caios y el Club Marítimo de San Antonio de la Playa, más conocido como Club de Can Pastilla.

Forma parte del núcleo de Can Pastilla. Antiguamente la costa litoral era de roca pero para aumentar su atractivo turístico, sobre el año 1964, transportaron grandes cantidades de arena de la playa de Can Pastilla para transformarla en una pequeña playa. Posteriormente construyeron unos espigones para proteger la playa artificial de las corrientes marinas y así la podemos ver en la actualidad.

El fondo marino predominante es el sustrato arenoso con alguna parte rocosa y justo en el límite de los espigones empieza una pradera de posidonia (Posidonia oceanica). Se pueden encontrar especies de peces típicos de fondos arenoso como el jurel (Trachurustrachurus), el jurel del mediterráneo (Trachurusmediterraneus), la breca (Pagellus erythrinus) o el salmonete de fango (Mullusbarbatus). Además, se encuentran otras especies que se pueden encontrar en fondos rocosos como el sargo (Diplodus sargus) y el pargo (Pagrus pagrus).

Las algas más típicas que se pueden visualizar en las áreas con arena son (Halimeda tuna), (Dasycladus vermicularis) y la peluquita (Codium vermilara). En las zonas rocosas abunda la cistoseira balear (Cystoseira balearica), las campanitas (Padina pavonica) o la acetabularia mediterránea (Acetabularia acetabulum). 

Por último, las medusas que podemos encontrar si nadamos en esta playa son el acalefo luminiscente (Pelagia noctiluca) de naturaleza extremadamente urticante, la medusa común (Aurelia aurita) que tiene una picada dolorosa, la medusa de huevo frito (Cotylorhiza tuberculata) que su picadura es muy leve, y el hidrozoo vela de mar (Velella velella) que no produce picadura.

AVES DE INTERÉS

Gracias a su carácter litoral se pueden encontrar una gran diversidad de especies marinas. Es habitual observar el cormorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis), nadando muy cerca de la costa o encima una roca. También es habitual ver la gaviota patiamarilla (Larus michahellis) y la gaviota de Audouin (Larus audouinii), endémica del mediterráneo. Estas especies se pueden ver durante todo el año.

Por otro lado, hay especies que sólo se pueden ver durante sus periodos de migración, habitualmente en otoño o en invierno, como es el caso del cormorán grande (Phalacrocoraxcarbo), la garza blanca (Egrettagarzetta), el chorlitejo (Enarenaría interpres), el correlimos tridáctilo (Calidris amanecer), la gaviota (Croicocephalusridibundus) y el charrán patinegro (Sternasandvicensis).

 

Con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica

fb.png