7. Valores Naturales

Las aguas del Estuario del Miño, por su carácter salobre, permiten la convivencia de especies marinas y fluviales, resultando una diversidad floral y faunística excepcional, con aves como garzas, parrulos o mazaricos. El carrizal está considerado uno de los más importantes de Galicia por su diversidad ecológica. En la ribera del río, el pinar conforma un agradable paseo con la presencia de especies acompañantes como el robles y la encina.

En el tramo final del río se encuentran las dunas de la playa del Muiño. La zona dunar y costera está poblada por pequeñas plantas características, tales como la azucena de mar o el cardo de ribera. Destacar que algunas especies son endémicas y otras en peligro de extinción, como la Camariña (Corema álbum), arbusto de un metro de altura bastante ramificado con flores rojas. La fauna destacada es la ornitológica, con especies como el cormorán moñudo o el chorlitejo patinegro. Algunos mamíferos, como el erizo, el murciélago común, la rata de agua o el zorro, entre otros. En cuanto a reptiles y anfibios, destacan especies como el lución o el sapo corredor. Una especie característica es la pillara pápuda, ave pequeña de entre 30 y 50 gramos de peso que cría en las dunas entre los meses de mayo y julio. Esta ave tiene que incubar los huevos durante 25 días. Su principal peligro es el bañista, ya que si este se tumba cerca del cuenco donde están depositados los huevos, el ave no se acerca y los huevos mueren antes de nacer. Se han puesto en marcha planes para la recuperación de especies como el coleóptero Eurynebria Complanata o la pequeña planta de arenales costeros Otanthus Maritimus.

Con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica

fb.png