5. Regeneración Dunar

La retirada de arena, el crecimiento de los pinos y el tránsito de usuarios amenazaron fuertemente el ecosistema dunar y la propia existencia de las dunas en O Muíño. Para evitar la desaparición de la flora y la fauna se comenzaron a dar pasos para la recuperación dunar desde el año 2000. La existencia de la duna evita la erosión de la playa e incrementa su valor natural y ecológico.

La destrucción progresiva de las dunas de la playa de O Muíño se debe, en primer lugar, a la plantación de pinos marítimos (Pinus Pinaster) en la década de los años 50, precisamente, para frenar el avance de la duna existente y, en segundo lugar, a la extracción de arena para su venta. Hasta los años 90 se permitía la circulación de vehículos por la duna. Desde hace más de 10 años los arenales se limpian manualmente, sin intervención mecánica. Los períodos de limpieza se reducen a Semana Santa y verano, para interferir lo menos posible en la formación dunar. Gracias a las diferentes iniciativas se ha conseguido regenerar el sistema dunar con la recuperación de la vegetación y de la fauna propia de este ecosistema.

Con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica

fb.png