5. Cala Gamba

Se creó como un camino el 1896 por la necesidad de unir el caló de la Barca Guixera (una pequeña cala situada al oeste del paseo) con la carretera principal para poder llegar hasta el Carnatge. A partir del año 1917, el camino se utilizó para hacer pasar el cableado de la Punta des Reflector que había estado ocupado por militares. Hasta los años treinta, para llegar al Club Náutico se tenía que pasar por terreno natural y, a menudo, por encima de algas transportadas por temporales. A principios del 1958 se pavimentó el paseo, se iluminó y se sembraron árboles.

Entre el 1936 y el 1938 se construyó el Club Náutico de Cala Gamba aunque la inauguración oficial no se celebró hasta después de la Guerra Civil, el 21 de julio de 1940.

El fondo marino predominante es el sustrato arenoso con algunas partes rocosas y pequeños bancos de posidonia (Posidonia oceanica). Se pueden encontrar especies de peces típicos de fondo arenoso como el jurel (Trachurus trachurus), el jurel del Mediterráneo (Trachurus mediterraneus), la breca (Pagellus erythrinus) o el salmonete de fango (Mullus barbatus). Además, se encuentran otras especies que también habitan fondos rocosos o de posidonia como el sargo (Diplodus sargus) y el pargo (Pagrus pagrus).

Las algas más típicas que se pueden visualizar en las áreas con arena son (Halimeda tuna), (Dasycladus vermicularis) y lapeluquita (Codium vermilara). En las zonas rocosas suelen abundar la cistoseira balear (Cystoseira balearica), las campanitas (Padina pavonica), la acetabularia mediterránea (Acetabularia acetabulum). Por otra parte, cabe remarcar la identificación reciente de especies alóctonas en esta cala: Bangia fuscopurpurea, Gymnogongrus griffthsiae i Chylocladia reflexa.1

Por último, las medusas que podemos encontrar si nadamos en esta playa son el acalefo luminiscente (Pelagia noctiluca) de naturaleza extremadamente urticante, la medusa común (Aurelia aurita) que tiene una picada dolorosa, la medusa huevo frito (Cotylorhiza tuberculata) que su picadura es muy leve, y el hidrozoo vela de mar (Velella velella) que no produce picor.

Gracias a su carácter litoral se pueden encontrar una gran diversidad de aves marinas. Es habitual observar el cormorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis)se puede ver nadando y pescando cerca de la costa o encima de las rocas de la zona. También es habitual ver la gaviota patiamarilla (Larus michahellis), la gaviota de Audouin (Larus audouinii), especie endémica del mediterráneo, y el ánade real (Anas platyrhynchos), que está protegido. Estas especies se pueden ver durante todo el año. 

Por otra parte, hay especies que solo las podemos ver durante sus periodos de migración, habitualmente el otoño y el invierno, como es el caso del cormorán grande (Phalacrocorax carbo), la garza blanca (Egretta garzetta), el vuelvepiedras (Arenaria interpres), el correlimos tridáctilo (Calidris alba), la gaviota (Croicocephalus ridibundus) y el charrán patinegro (Sterna sandvicensis).

Con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica

fb.png