4. Alisedas

Las alisedas son formaciones arbóreas instaladas en las orillas de cursos fluviales con caudal constante o muy leve estiaje. Se desarrollan sobre sustratos fundamentalmente ácidos, aunque pueden aparecer en orillas de sustratos carbonatados si la cuenca tiene también materiales silíceos. Remplazan en altitud, o con el aumento de caudal, a alamedas y fresnedas. Se localizan en casi toda España, siendo más frecuentes en la mitad noroccidental.

El aliso (Alnus glutinosa) es un árbol de la familia de las betuláceas extendido por Europa y el sudoeste de Asia. Su hábitat natural son los lugares húmedos y bosques ribereños. Es un árbol caducifolio con una altura media de 20 a 30 m. Se caracteriza por sus hojas de 6 a 12 cm. de largo, con peciolos cortos (5-10 cm). Las hojas son de color verde oscuro por el haz y algo más claras por el envés. Las hojas presentan un limbo redondeado y con extremidad truncada.

Las hojas jóvenes y los brotes son muy pegajosos en el estado juvenil, con características glándulas resinosas. El árbol con frecuencia permanece verde hasta el inicio del invierno, momento en que pierde sus hojas. La floración se produce antes de que aparezcan las hojas. Los amentos masculinos, de 5 a 10 cm. son delgados, cilíndricos, pendulares y de coloración rojiza. Los femeninos son más pequeños (2 cm.) y de color marrón oscuro. Son duros y algo leñosos, guardando cierta similitud con los conos de las coníferas.

El aliso se propaga fácilmente con sus pequeñas semillas aladas, aunque emite abundantes chupones de sus raíces, muy extendidas en superficie. Pronto pierde la raíz principal y desarrolla numerosas raíces secundarias oblicuas y otras terciarias profundas que se disponen verticalmente, lo que le permite resistir avenidas y riadas. En condiciones de inundación continuada producen raíces adventicias tiernas y ramificadas en el tronco. En las raíces someras posee nódulos fijadores de nitrógeno atmosférico, asociados a la bacteria Actinomyces alni. El aliso necesita tener sus raíces permanentemente embebidas en agua.

Con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica

fb.png