3. Los Sistemas Dunares

En el transcurso del Espacio Litoral de Las Amoladeras se disfruta de las vistas a los sistemas dunares en el límite con la playa, los cuales dan cobijo a diversas especies de flora y fauna, algunas en peligro de extinción.

Las dunas consolidan la playa y evitan la pérdida de arena. Dan cobijo a muchas especies de fauna y flora, algunas de ellas en peligro de extinción en la Región de Murcia, como la sabina de duna (Juniperus turbinata). Los sistemas dunares son ambientes dinámicos y frágiles, encontrándose en el espacio litoral de Las Amoladeras uno de los últimos sistemas dunares presentes en la franja litoral de la Manga del Mar Menor. Podemos observar la existencia de una primera banda de vegetación en la que se mezclan las comunidades de grama marina (Elymus farctus) y de esporobolo (Sporobolus sp.). También hay zonas desprovistas de arena, en las que se pueden observar calizas y calcarenitas, probablemente pertenecientes a un cordón dunar anterior al actual. El sistema dunar se encuentra muy antropizado, como lo demuestra la escasez de ejemplares de barrón (Ammophila arenaria) o carretón de playa (Medicago marina), especies vegetales muy sensibles a las alteraciones. Asociadas a la laguna del Mar Menor aparecen diferentes comunidades vegetales sobre los arenales, adaptadas a la influencia de la maresía. Es el caso del lirio de mar (Pancratium maritimun), el cardo marino (Erygium maritimum) o el cuernecillo de mar (Lotus creticus). La vegetación propia de las dunas ha desarrollado diferentes adaptaciones para sobrevivir. La mayoría de especies desarrollan hojas carnosas, donde acumulan agua para su subsistencia. Finalmente, destacar que en este espacio nidifican especies de aves como avocetas (Recurvirostra avosetta), charrancitos (Sterna albofrons), chorlitejos patinegros (Charadrius alexandrinus), garzas reales (Ardea cinerea) y flamencos (Phoenicopteus roseus).

Con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica

fb.png