3. Flora

La vegetación de este territorio corresponde al bosque atlántico, destacando el Carbayo (Quercus robur) como elemento característico de estos bosques. Debido a la intensidad ganadera, apenas se conservan restos de robles, castaños, alisos y fresnos. Predominan los prados y cultivos, y en algunas zonas plantaciones de eucaliptos y pinos que atestiguan la pérdida del bosque original. En el entorno del Cabo Peñas aparecen principalmente especies vegetales ligadas a los hábitats costeros, destacando aquella flora asociada a dunas y acantilados. En las playas aparecen comunidades vegetales únicamente en su borde superior, donde se producen depósitos de restos orgánicos que dejan las mareas más intensas. Estas comunidades están constituidas por plantas adaptadas a los suelos arenosos y ricos en sales sometidos a la acción de las mareas.

Predominan los prados y cultivos en las zonas llanas y en algunas zonas también se desarrollan masas arboladas, plantaciones de eucaliptos y pinos, que nos indican hasta qué punto se ha perdido la flora original de esta zona. En el Paisaje Protegido del Cabo Peñas aparecen, principalmente, especies vegetales ligadas a hábitats costeros. El mayor interés se centra en la vegetación de las dunas, acantilados y de la rasa del Cabo Peñas, donde aparecen especies protegidas a escala regional. Presentan sus propias particularidades ecológicas condicionadas por el clima, y en menor medida por la composición del sustrato, sin olvidar la influencia de la presencia de sales en el entorno. Algunas de estas especies están incluidas en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de la Flora del Principado de Asturias (Decreto 65/1995, de 27 de abril) en la categoría de: - Especies "sensibles a la alteración de su hábitat" - Especies "vulnerables" - Especies "de interés especial". En las playas aparecen comunidades vegetales únicamente en su borde superior, donde se producen depósitos de restos orgánicos que dejan las mareas más intensas. Estas comunidades vegetales están constituidas por plantas adaptadas a la colonización de suelos arenosos y ricos en sales sometidos periódicamente a la acción de las mareas, siendo frecuentes plantas de ciclo de vida corto y la adormidera marítima.

Con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica

fb.png