15. Santuario de Hércules

El sendero finaliza en un mirador situado en lo más alto de una duna, desde donde se podrán contemplar excelentes vistas de las Marismas de Sancti-Petri, declaradas Paraje Natural, por ser una de las escasas zonas de marismas de la Bahía de Cádiz que no han llegado a ser transformadas en salinas. El islote de Sancti-Petri data de la época fenicia. Sobre el año 1100 a.C. se construyó un gran templo, cuyos sacerdotes adoraban al dios Melkart. Este templo contaba con enormes columnas y puertas de bronce. Los navegantes que llegaban, para agradecer el éxito de sus viajes, ofrecían tesoros y todo tipo de presentes. Más tarde, sobre los restos de este templo fenicio los romanos edificaron uno de los más importantes templos dedicados a Hércules. Este templo, que por su gran riqueza fue sometido a numerosos robos, alcanzó su mayor esplendor en la época del emperador de origen ibérico Trajano, y fue visitado por grandes personajes de la historia, como Aníbal o el emperador César.

A partir del siglo IV el esplendor del templo decae hasta desaparecer en el dominio visigodo, siendo sus ruinas completamente derribadas durante el período árabe en busca de los tesoros que supuestamente ocultaba. Durante el siglo XIII se levantan ya en el islote de Sancti-Petri un faro y un castillo, pero no es hasta finales del siglo XVII cuando éstos adquieren las actuales características constructivas. Se edifica entonces, de mampostería ordinaria sobre sillería de piedra ostionera, un baluarte militar que ocupa toda la superficie del islote. Dicho baluarte cuenta con una gran muralla externa y una torre rectangular usada como observatorio y defensa, que encierra en su interior los distintos locales destinados a los servicios de la tropa que lo guarnecía. Actualmente el Castillo, en el que el músico gaditano Manuel de Falla se inspiró para concebir la música de su sinfonía Atlántida, ha sido catalogado como Bien de Interés Cultural por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía y una vez perdidas sus antiguas funciones defensivas, alberga una baliza luminosa que emite señales para la navegación marítima.

Con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica

fb.png