11. Ría de San Ciprián

El conjunto de la unidad, y esencialmente su frente costero, presenta elementos naturales de gran valor y singularidad. Las características geomorfológicas del sector donde se asienta el núcleo de San Ciprián son excepcionales por la combinación de dos elementos naturales de elevado interés y singularidad: la Ría de San Ciprián, que genera una importante llanura intermareal arenosa, apta para el disfrute turístico y que además alberga restos patrimoniales como la fábrica de salazón y aserradero o instalaciones de carácter tradicional aún en uso como la carpintería de ribeira. Por otro lado, el tómbolo arenoso que une con tierra firme el monte granítico de la Atalaya, el puerto y el faro de San Ciprián.

La Ría de San Ciprián hospeda un gran número de aves en sus más de 6 ha de superficie.

Con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica

fb.png