8. Ibis eremita

El ibis eremita (Geronticus eremita),  es una ave de la familia de los ibis y las espátulas, que vive en  zonas semiáridas, alimentándose en los pastizales de invertebrados como escarabajos, gusanos o caracoles y anidando en colonias en acantilados naturales o en antiguas edificaciones.

Hace varios siglos vivía en casi todo los países de la cuenca mediterránea, pero poco a poco se fue extinguiendo de gran parte de su área de distribución histórica hasta quedar hoy en día sólo una colonia salvaje en la costa atlántica de Marruecos constituida por algo más de un centenar de parejas.  Por ello se ha llegado a considerar como en peligro crítico de extinción y de hecho se piensa que es una de las 10 aves más amenazadas del mundo.

En 2003 comenzó el Proyecto Eremita, una iniciativa del Zoobotánico de Jerez y la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía que pretendía establecer una población silvestre en la comarca de La Janda a partir de los numerosos ejemplares que había en cautividad en los zoos europeos.  Desde entonces, muchas aves nacidas en el Zoo de Jerez y en otros zoos europeos han sido liberadas, estableciéndose la primera pareja en libertad en 2008 en el Tajo de Barbate.  En 2011 se formó por primera vez una pequeña colonia en los cortados rocosos de la Barca de Vejer, que constituye el principal núcleo reproductor en la comarca y el único en toda Europa.

En 2014 dos parejas se establecieron en la Torre de Castilnovo una torre almenara y de almadraba, que sirvió tanto para la vigilancia militar, como para detectar el paso de los atunes.  Esta nueva colonia, tiene una importancia enorme para el futuro de la especie en Europa.

Con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica

fb.png