2. El prado de Castilnovo

Este espacio supone un enclave muy significativo del litoral gaditano en el que se produce la unión de la campiña con el litoral.  Un claro ejemplo de equilibrio entre el ser humano y sus labores agrícolas y ganaderas, con la dinámica costera reflejada en la influencia sobre el territorio y los usos llevados a cabo del suelo a lo largo de los siglos.

En los términos del Prado Castilnovo, se encuentran restos de antiguas salinas, campos de cultivos de secano (principalmente cereal), representación de ganadería de la raza Retinto (autóctona cuyo núcleo racial original se localizaba en Andalucía y Extremadura), pozos con abrevaderos que informa de la presencia de ganado vacuna desde hace varias décadas, ect.

Un lugar donde tienen cabida multitud  de elementos naturales y que cuenta con un paisaje espectacular en el que destaca la torre de Castilnovo, antigua atalaya vigía para la defensa y vigilancia del litoral, como para el  avistamiento de atunes, así como la tradicional almadraba.

El Prado de Castilnovo es un Complejo Litoral de Interés Ambiental,  espacio protegido por el Ayuntamiento de Conil de la Frontera en su PGUO, debido a la importancia y a la singularidad de los diferentes hábitats presentes en este espacio. Arenales, humedal, riberas del río o campos de cultivos entre otros.

La Junta de Andalucía recientemente ha ascendido la categoría de protección la zona de Castilnovo  pasando de LIC (Lugar de Importancia Comunitaria) a ZEC (Zona de Especial Conservación) en la Red Natura 2000.

Por otro lado,  el Complejo Intermareal de Castilnovo se encuentra dentro del Inventario de Humedales de Andalucía.

Presentada la candidatura para concesión de Paisaje Protegido al Prado y Playa de Castilnovo a la Junta de Andalucía (Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio).

Con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica

fb.png